La crisis sanitaria provocada por el Covid-19 ha puesto de manifiesto la necesidad inmediata de adaptar las ciudades y edificios para hacerlos más sostenibles desde un punto de vista medioambiental, social y económico.

La calidad de vida, la salud y el bienestar están tomando el protagonismo que se reclamaba desde hace tiempo y entre las acciones necesarias se sitúan el planificar, desarrollar y gestionar la ciudad y los edificios de una forma diferente, donde se priorice la sostenibilidad y la economía circular.

Para ello, son necesarios los avances tecnológicos y la digitalización.

En este sentido, las ciudades se están transformando para conseguir una gestión más eficiente de sus recursos, mejorando aspectos como la generación y provisión de energía, el mantenimiento y conservación, la movilidad, la experiencia del ciudadano, la habitabilidad o una mejor provisión de servicios.

La transformación digital de los edificios y las ciudades supone la implantación de soluciones tecnológicas para gestión de infraestructuras. Como parte de estas soluciones tecnológicas, se incluye la instalación de dispositivos, como las luminarias LED, con sistemas de control y sensores integrados, que permiten a sistemas inteligentes obtener información del entorno, procesar dicha información y actuar en consecuencia.

 

El papel de la iluminación en la digitalización de ciudades y edificios

Los sistemas de iluminación inteligentes desempeñan un papel esencial en la digitalización de las ciudades.

Estas soluciones permiten gestionar toda la red desde una única plataforma y las luminarias son capaces de integrar multitud de sensores y componentes.

Se trata de una tecnología en continua evolución, que ofrece numerosas oportunidades al desarrollo de las smartcities y a los edificios cero neto.

Con la iluminación LED conectada se consigue reducir el consumo de energía hasta un 80%. Esto es gracias, por ejemplo, a la activación de las luminarias solo cuando es necesario, reguladas mediante sensores de presencia-ausencia, captación de luz natural, etc.  Algo que, a su vez, contribuye a reducir al mínimo la contaminación lumínica, sin perder calidad.

La integración de la red de luminarias LED y sensores con una plataforma de control y gestión de los datos (como SiteWorx) permite crear un mapa digital que incluye todos los puntos de luz para controlarlos y supervisarlos con total comodidad. 

Con este sistema se puede recopilar información para ajustar el funcionamiento de los dispositivos acorde con las necesidades, mejorando su eficiencia.  También permite informar automáticamente de un fallo o de la necesidad de mantenimiento, mejorando la seguridad.

Pero, el potencial de la iluminación LED conectada va más allá.

Las luminarias LED instaladas en la red de alumbrado sirven de soporte y fuente de alimentación para las aplicaciones IoT inteligentes, que pueden intercambiar datos a través de la red de iluminación.

Las aplicaciones o módulos IoT pueden ser desde cámaras o escáneres 3D para vigilar zonas críticas y medir los flujos de tráfico y peatones en las ciudades, hasta aplicaciones avanzadas para la gestión de procesos de producción, almacenamiento y logísticos completamente autónomos en empresas.

Se pueden incluir módulos de wifi creando redes públicas abiertas, los altavoces se pueden usar tanto para poner música de ambiente como para transmitir informaciones importantes, o se pueden integrar sensores ambientales que midan, por ejemplo, la calidad del aire o el ruido.

 

Beneficios de la iluminación inteligente en las smartcities:

La utilización de la tecnología LED inteligente como parte del proceso de digitalización de las ciudades trae consigo una serie de beneficios:

    • Permite crear perfiles dinamizables: se puede especificar un perfil de atenuación de luz exacto para una sola luminaria o un grupo.
    • Aporta luz a demanda: gracias a sensores de presencia, se puede dinamizar la luz, mejorando el ahorro energético y optimizando la disponibilidad de luz cuando y donde sea necesaria.
  • Se obtiene información a tiempo real y del estado exacto de cada una o grupo de luminarias. 
  • Permite realizar un seguimiento del rendimiento de la iluminación de la ciudad, el estado, el consumo de energía y los ahorros en diferentes ubicaciones y períodos de tiempo personalizables.
  • Se generan informes automatizados sobre el comportamiento y el rendimiento de la infraestructura de iluminación que permiten mejorar la eficiencia y el uso de la iluminación de su ciudad.
  • Se puede establecer niveles correctos de luz en función de la hora y los detalles de la calle, lo que equilibra el uso de la energía y la comodidad de los ciudadanos.
  • Se mejora la percepción de seguridad ciudadana al utilizar luminarias de mayor intensidad que ayudan a las cámaras de seguridad a capturar imágenes de mayor calidad.
  • Las alertas y notificaciones automáticas de fallos ayudan a lograr una respuesta más rápida a la reparación o reemplazo, evitando que permanezcan las calles oscuras por periodos largos de tiempo.

 

Ventajas de la iluminación conectada en la digitalización de edificios

En el caso de los edificios, la implementación de sistemas de iluminación LED inteligente va a ofrecer las siguientes ventajas:

    • Reducción de los costes operativos, del consumo energético y de los tiempos de inactividad.
    • Garantía de una iluminación de calidad en cada planta para crear un entorno de trabajo seguro.
    • Optimización del diseño de la iluminación con una variada gama de paquetes de flujo luminoso y haz.

 

Teniendo en cuenta todos los beneficios y ventajas de los sistemas de iluminación LED inteligente, parece evidente que se debe contar con esta tecnología a la hora de realizar inversiones en nuevas infraestructuras energéticas y como parte de la digitalización de las ciudades y edificios.

Desde Genia Energy Solutions podemos asesorarte sobre esta tecnología LED inteligente y ponerla a tu alcance.

Estudio lumínico